Serie: Book Ideas

¡Explora la estimación mientras disfrutas de un cuento fantástico!

¡Descubre la estimación mientras disfrutas de un cuento de lo más divertido!

¿Ha exagerado alguna vez una buena historia? El niño Hugh Thomas seguro que lo hace en el libro Un millón de peces... más o menos de Patricia C. McKissack, con ilustraciones de Dena Schutzer. En el libro, Hugh Thomas va a pescar a un pantano. Después de escuchar los cuentos de sus mayores, se da cuenta del arte de embellecer una historia. Cuenta que pescó un millón de peces en media hora y que defendió su captura contra "cien caimanes de treinta metros de largo [que] pueden moverse a cien metros por segundo". Luego cuenta que se enfrentó a un mapache pirata que iba detrás de sus peces en un concurso de salto de cuerda. Hugh Thomas vence al mapache saltando 5.553 veces antes de fallar. Al final, vuelve a casa con sólo tres peces, pero con una buena historia que contar.

Libros de actividades preescolares Un millón de pececitosEste libro es una forma deliciosa de iniciar una discusión sobre la estimación en los primeros grados. ¿Es razonable que Hugh Thomas haya pescado un millón de peces en 30 minutos? ¿Y 100 peces? ¿Y 10 peces? El desarrollo de las habilidades de estimación de los niños favorece su sentido numérico y les ayuda a juzgar si un número es razonable o no.

La estimación es el proceso de evaluación de una cantidad cuando la situación requiere una cifra aproximada o tentativa. Una estimación no es simplemente una "suposición". Una estimación razonable depende de la comprensión matemática tanto de la numerosidad y medición.

Por ejemplo, muchos profesores utilizan un "tarro de estimaciones" para practicar la estimación. En esta actividad, el profesor pone una colección de objetos, como canicas, en un tarro de plástico transparente con tapa. Los niños calculan cuántas canicas hay dentro y anotan sus cálculos y sus nombres en notas adhesivas que colocan junto al tarro. Al final de la semana, la clase cuenta la colección y compara el recuento con las estimaciones.

Cuando los niños observan una colección de canicas en un tarro, tienen que "imaginar" un número que puedan visualizar, como el 5 o el 10 (numerosidad). A continuación, tienen que estimar cuántas de esas unidades (5s o 10s) podrían caber en el tarro (medición). Por último, los niños cuentan de 5 en 5 o de 10 en 10 (conteo). Así pues, los niños tienen que aprender las habilidades fundamentales de subitizar y contar bien y construir imágenes mentales de colecciones "de referencia" (10 se parece a esto; 50 se parece a aquello) para estimar con precisión.

Una estimación no es una mera "suposición". Una estimación razonable depende de la comprensión matemática tanto de la numerosidad como de la medición.

Una sugerencia es añadir un "tarro de referencia" junto a su tarro de estimación. Los dos frascos deben ser del mismo tamaño y forma. Etiqueta claramente una colección de referencia, como "50 canicas", en el tarro de referencia para apoyar la estimación de los niños. Otra sugerencia es permitir que los niños revisen sus estimaciones basándose en un recuento parcial de la colección. Por ejemplo, cuenta aproximadamente la mitad de las canicas. Invita a los niños a revisar sus estimaciones basándose en esta nueva información. Con la experiencia, los niños pueden hacer estimaciones cada vez más precisas... ¡y no es una exageración!