Series: Ideas at Work

Dishing Up the Math: Tasks at Home Can Become Math Time

Dishing Up the Math: Tasks at Home Can Become Math Time
dishes-math-tasks-chores-636x363-2

Every day dishes need to get cleaned, and every day dishes need to get put away. It might not seem like an important task… until there are no spoons for your morning cereal! By involving children in chores like doing the dishes, you can help them see mathematics in the work and turn an everyday task into a math task. And even better if you get some help in everyday chores around the house!

Enough is Enough – Measurement

There are many different size comparisons happening throughout your dishwashing experience. That means there are good opportunities for you to provide measurement-related language while children are already engaged.

Essentially, any time you talk about amount – how much, whether more or less would be better, which is smaller—you are talking about math relationships. Just noticing these opportunities and using language to point them out really mathematizes the dishes!

Mother and daughter compare sizes of “baby spoons” and “daddy spoons” in their home language, Gujarati.

Here are some examples of how measurement can be found in your dishes routine, making it a math task:

  • Organizing which dishes will be washed first: “We’ll start with the little things, like utensils, and save the big things for last.”
  • Explaining how you decide how much water to put in your sink or basin: “Let’s fill it right up to that line—that’ll be enough for the pans to get soaked.”
  • Deciding how much dish soap to use: “If we use too much, the bubbles will get all over and we won’t have enough left for tomorrow.”
  • Putting dishes away: “The short spoons go in this tray, and the long spoons go in that one.”

Give your Dishes a Spin! – Spatial Relationships

It’s also true that most of the dishwashing task is consumed with moving objects around. To do that effectively, we all make judgements about whether there is “enough room” and we rotate and flip objects to clean and organize them. This kind of spatial thinking not only connects to geometric thinking but has been shown to connect to many different kinds of math tasks.

Singing makes chores a lot more fun! Use a familiar tune and sing as you work. Here’s a song in Gujarati.

Here are some of the opportunities you might see:

  • Bringing all the dishes from the table to the counter next to the sink: “Let’s stack the plates on top of each other here, right next to the bowl.”
  • Loading the dishwasher: “Put the forks with the tines up, like this, so they have a better chance to get clean.”
  • Hand-washing the cups: “It’s good for you to get the cloth all the way down inside the cup to the bottom to get all the milk out.”
  • Putting dishes away: “The pot lids go in the drawer under the microwave.”

Setting up for success

Just a reminder to be patient the first time you try involving your kids in cleaning up the kitchen. Start small and give little ones ample time. It might take you 10 minutes to complete the task on your own and 20 minutes or longer with your children but trust that process will get easier. Plan on sticking around to share the work – children will need your support and your supervision. When you layer in math language about size and spatial relationships, then your dish-washing does double duty. Clean dishes AND math learning: a win-win situation!

When you layer in math language about size and spatial relationships, then your dish-washing does double duty. Clean dishes AND math learning: a win-win situation!

Como Convertir la Sesión de Lavar Trastes en Clase de Matemáticas

Todos los días hace falta lavar los trastes, y todos los días hay que guardarlos. Al involucrar a los niños en esta tarea diaria, podemos ayudarles a ver las matemáticas en el quehacer. Y quien quita y tal vez puede usted tener ayuda en los quehaceres diarios.

¿Cuánto es Suficiente? – Ideas Acerca de Medir

Hay muchas comparaciones diferentes que aparecen durante la experiencia de lavar los trastes. Eso quiere decir que hay buena oportunidad de presentar lenguaje relacionado con las medidas mientras que los chicos ya se encuentran involucrados.

Esencialmente, cada vez que hables acerca de cantidad – cuánto, si más o menos sería mejor, cual es más pequeño – se habla de relaciones matemáticas. El sólo notar estas oportunidades de comparación y usando lenguaje para expresar estas comparaciones realmente ¡matematiza los trastes!

MADRE E HIJA COMPARAN LOS TAMANOS DE LAS “CUCHARAS PARA EL BEBE “ Y LAS “CUCHARAS PARA PAPÁ” EN GUJERATI, QUE ES SU IDIOMA NATALI.

Algunos ejemplos son:

  • Organizar cuales trastes van a lavarse primero: “Comenzaremos con las cosas pequeñas, como los utensilios, y dejaremos las cosas grandes hasta el final.”
  • Explicar cómo decides cuánta agua poner en el lavadero o vasija: “Vamos a llenarlo hasta esa línea – con eso será suficiente para remojar las ollas.”
  • Decidir cuanto jabón usar: “Si usamos demasiado las burbujas se multiplicarán y no tendremos suficiente para mañana.”
  • Al guardar los trastes: “Las cucharas más cortas van en esta charola y las cucharas más largas van en esa.”

¡Dele un Giro a los Trastes! – Ideas Acerca de las Relaciones Espaciales

También es cierto que en la mayor parte de la rutina de lavar los trastes se mueven objetos de un lugar para otro. Para hacerlo con eficiencia, todos pensamos si hay “suficiente lugar” y volteamos y cambiamos los objetos de lugar para limpiar y organizarlos. Esta clase de pensamiento espacial no sólo conecta al pensamiento geométrico sino ha sido demostrado que se conecta a muchos diferentes tipos de tareas matemáticas.

¡CANTAR MIENTRAS HACE LOS QUEHACERES ES MUCHO MÁS DIVERTIDO! USE UNA MELODÍA FAMILIAR Y CAMBIE LAS PALABRAS PARA DECIR LO QUE SE ESTA HACIENDO MIENTRAS TRABAJAN. AQUÍ HAY UNA CANCIÓN EN GUJARATI ACERCA DE CCOMO ACOMODAR LOS TRASTES.

He aquí algunas de las oportunidades que podrían verse:

  • Al traer los trastes de la mesa al mostrador junto al lavadero: “Vamos a apilar los platos encima el uno del otro aquí, justo junto al tazón.”
  • Al llenar el lavatrastes: “Pon los tenedores con los picos hacia arriba, para que se laven mejor.”
  • Al lavar las tazas a mano:” Hay que tratar de hacer llegar todo el trapo hasta el fondo para sacar toda la leche.”
  • Al guardar las ollas: “Las tapas de las ollas van dentro del cajón debajo el microondas

Organizarse para el Èxito

Un recordatorio de ser paciente la primera vez que intente involucrar a sus hijos en limpiar la cocina. Comience con poco y dele a los pequeños más que suficiente tiempo. Es posible que lo que le tardaría a usted 10 minutos en completar la tarea sola le tardará 20 minutos o más con sus hijos, pero confíe que el proceso se volverá más fácil si los involucra seguido. Planee quedarse con ellos y compartir las tareas – los niños necesitan apoyo y supervisión. Cuando añade el lenguaje matemático acerca de las comparaciones de tamaño y las relaciones espaciales, su sesión de lavado de trastes sirve doblemente. Trastes limpios Y aprendizaje de matemáticas: ¡ganar y ganar!

Cuando añade el lenguaje matemático acerca de las comparaciones de tamaño y las relaciones espaciales, su sesión de lavado de trastes hace trabajo doble. Trastes limpios Y aprendizaje de matemáticas: ¡Una ganancia doble!